La empresa ULBRICHTS Protection le entrega a la policía en el estado federado Renania del Norte-Westfalia cascos de protección balística titán innovadores

Subtítulo:
Junto con el ministro del Interior del estado federado Renania del Norte-Westfalia Herbert Reul, Georg Scharpenack en su calidad de propietario y gerente de la empresa ULBRICHTS Protection le ha entregado hoy a la policía del estado federado Renania del Norte-Westfalia los primeros cascos de protección balística titán.

Schwanenstadt (Austria) / Colonia – La empresa ULBRICHTS Protection le entrega a la policía del estado federado Renania del Norte-Westfalia (abreviación en alemán NRW) cascos de protección balística titán. El gobierno del estado federado Renania del Norte-Westfalia en Düsseldorf ha optado por un casco de protección balística con la eficiencia de protección balística más alta, que es disponible en el mercado, debiéndose a la exigencia de garantizar la seguridad más alta para las unidades de operación.

Se trata de un casco de protección balística modelo “HOPLIT F 1100 H”, o sea de un casco de protección balística titán-aramida, que protege eficientemente contra bombardeo de un fusil de asalto del tipo Kaláshnikov combinando el casco de protección balística modelo “HOPLIT F 1100 H” titán-aramida con el escudo frontal “FORTIS” modular. Eso corresponde al nivel de protección
VPAM 6 de la Asociación de prueba para los materiales y construcciones antiataques (VPAM= Vereinigung der Prüfstellen für angriffshemmende Materialien und Konstruktionen), que es reconocida a nivel europeo. “Nos vimos enfrentados a enormes desafíos para conseguir una protección balística eficiente contra el bombardeo de un fusil de asalto del tipo Kaláshnikov junto con la exigencia de conseguir un mínimo peso posible”, corrobora el señor Georg Scharpenack en su calidad de gerente de ULBRICHTS Protection.
“Hemos logrado dar un gran paso tecnológico hacia adelante para la protección de policías en operación combinando los materiales de trabajo titán y aramida con el desarrollo de un escudo frontal innovador.”

Hoy se han entregado en Colonia los primeros ejemplares de cascos de protección balística para la cabeza de alta tecnología. Este casco de protección balística para la cabeza está adicionalmente provisto de una visera de protección contra astillas. De esta manera, los(las) policías de patrulla disponen rápidamente de una protección balística para la cabeza eficiente con el nivel de protección más alto, que existe hasta el día de hoy. El casco de protección balística pesa en total alrededor de 3,3 kilogramos inclusive escudo, visera de protección contra astillas así como adaptador y puede ser utilizado con todas sus funcionalidades en cualquier tipo de operación.

“Nos alegramos mucho que el estado federado Renania del Norte-Westfalia, o sea el estado federado más poblado de la República Federal de Alemania, haya optado ahora también por nuestros cascos de protección balística titán“, corrobora el señor Georg Scharpenack.
“Por regla general, los(las) policías de patrulla son los(las) primeros(as) en llegar en el lugar de operación ejerciendo su función de los así llamados ‚First Responder‘. Optando por el casco de protección balística titán-aramida, el estado federado Renania del Norte-Westfalia (abreviación en alemán NRW) marca en este sector nuevas pautas con respecto al nivel de protección así como a la  funcionalidad para protegerles a los(las) policías, que ponen en juego su propia vida para garantizar nuestra seguridad.“

Hechos: Protección balística eficiente contra bombardeo con balas

Los cascos de protección balística para policías ofrecen una protección balística eficiente contra bombardeo con balas a condición de que los cascos de protección balística para policías logren parar fiablemente el proyectil impidiendo al mismo tiempo que el portador del casco de protección balística sufra un trauma mortal. Un tal trauma mortal puede producirse a consecuencia de la energía transmitida por el impacto de la bala. Expertos(as) han definido un valor de energía restante de 25 Joule estableciéndolo en directivas (por ejemplo en la directiva VPAM HVN 2009).

No se debe superar este valor de energía restante definido porque, de lo contrario, son inminentes heridas en la cabeza o irreversibles o mortales. El casco de protección balística modelo “HOPLIT F 1100 H” (VPAM 4+) titán-aramida combinándolo con el escudo frontal “FORTIS” modular está en condiciones de reducir a mucho menos de 25 Joule la enorme capacidad de fuego de un proyectil del tipo Kaláshnikov (proyectiles con un núcleo de hierro del calibre 7,62 mm x 39), que tiene una energía superior a 2000 Joule y una velocidad de proyectil de alrededor de 720 metros por segundo. De esta manera, se puede sobrevivir un tiro certero en la cabeza frontal.

Contacto de prensa

Mag. Maria Scharpenack
Prensa, Comunicación, Relaciones públicas
Tel.: +43 699 10206 851
Maria.Scharpenack@ulbrichts.com